jueves

¿Qué es la fe?

«La fe es más cierta que cualquier intuición humana
que pueda pensarse no en la medida en que es fe,
sino en medida en que se apoya
con razón en palabras de Dios»,
Joseph Pieper.


Tener fe no es sino aceptar algo sin limitaciones como real y verdadero, en virtud del testimonio de otro que conoce por sí mismo la verdadera realidad de que se trata. Es decir el dar fe es algo no sólo dotado de sentido en el ámbito de la convivencia humana, sino también algo imprescindible y, además, obvio o comprensible por sí mismo. Esto es aplicable tanto a la fe en un sentido llano u horizontal así como a la fe religiosa.

Por otro lado , lo fundamental de la fe religiosa no radica en los contenidos que se creen, sino que primeramente se apoya y fundamenta con lo primero que uno que tiene que considerar al creer: el encuentro con alguien. Este alguien, el testigo, el fiador, es lo «principal»; todavía más, sin su testimonio, la realidad en cuestión no podría ser creída en absoluto. Y justamente en esto radica la diferencia fundamental entre la fe religiosa y cualquier otro tipo de fe: ese alguien, en virtud de cuyo testimonio acepta quien cree en sentido religioso una realidad como verdadera, es Dios.

Es el mismo Dios quien hace evidentes al hombre su propio ser y obrar, naturalmente ocultos al hombre. Y el hombre cree a Dios, que se revela a sí mismo: «¿a quién voy a creer, tratándose de Dios, más que a Dios?» (San Ambrosio).
La fe, nos dirá Santo Tomás, une en un mismo acto tres aspectos fundamentales: creer que es verdad lo que Dios dice, creer que Él es Dios y creer en Dios.

Rafael de la Piedra
artículo extraido de Razones para creer

No hay comentarios.:

Google+