miércoles

Sencillos Ejemplos de Caridad

No dejar pasar la ocasión de hacer el bien aunque sea una pequeñez. Hay cosas muy pequeñas, pero que suponen mucho amor.

Cuentan de San Camilo que era muy corpulento. Tenía un corpachón de gigante. Un día iba por un camino con un compañero muy pequeñito. El sol abrasaba ferozmente. San Camilo le dijo a su compañero:- Ponte detrás de mí. Así te haré sombra y te librarás del sol.

Hay cosas muy sencillas que suponen mucho amor. El amor desinteresado tiene un valor. Las personas no son como esas cosas que llevan la etiqueta de «usar y tirar».

Un turista visitando la Capilla Sixtina del Vaticano preguntó:- Y ésta sala, ¿para qué sirve?
El arte no sirve para nada. Expresa la belleza. Punto. El utilitarismo es materialista. Hay cosas y personas que no valen sólo porque sirven para algo. Una monja no vale porque sirve para hacer dulces o bordados, sino porque ama a Dios. Una madre de familia no vale porque hace la comida y arregla la casa, sino porque ama a su marido y a sus hijos, y les prepara un hogar agradable.Valorar las cosas y las personas por su utilitarismo es limitarlas. El arte, la belleza, el amor, no tienen finalidad práctica, pero son necesarias en la vida.

...

Hablando de la caridad es importante decir que: la caridad vale más que la mortificación. Otro cuento:

Un monje ermitaño tenía que ir todos los días a traer leña para su cocina de un bosque lejano. El camino era largo y el sol abrasador de la tarde le hacía sudar. A mitad de camino había una fuente, donde él saciaba su sed. Un día antes de beber pensó renunciar a su deseo por amor a Dios. Al volver por la noche vio brillar en el cielo una estrella que no estaba los días anteriores. Pensó que su sacrificio había gustado a Dios. Y lo mismo los días siguientes.Otro día iba con un compañero que al ver la fuente dijo:- ¡Qué suerte! Una fuente. ¡Con la sed que tengo!.Él pensó: si yo no bebo, él tampoco va a beber. Se adelantó y bebió. Por el camino pensó: «esta noche no veré mi estrella».Al anochecer vio que en lugar de una estrella había dos.Renunciar a una mortificación por caridad es más agradable a Dios.

...

Cuentan de un niño que un día entró en el taller de escultura de un vecino, y allí encontró un gran bloque de piedra. A los pocos meses volvió a entrar, y en el mismo sitio encontró la escultura de un caballo. Entonces le preguntó al escultor:- ¿Cómo sabías tú que dentro había un caballo?

Éste es el arte del artista: encontrar el caballo que había dentro. Ir quitando toda la piedra que sobraba hasta encontrar el caballo. Esto deberíamos hacer todos: descubrir la obra de arte que hay dentro de cada persona. Aunque para ello haya que prescindir de todo lo que sobra y la esconde.

Generalmente, procuramos ser lo que la gente espera de nosotros. Si tengo buena imagen, procuraré conservarla; si mala, no me importará deteriorarla. La imagen que los demás tienen de nosotros condiciona nuestra conducta. Ayudemos con nuestra estima y aliento a que los demás sean mejores, y así colaboraremos a que el mundo sea más humano, más cristiano y más feliz. Seamos todos mejores y el mundo será mejor.


P. Jorge Loring
Extraído de: "El arte de Criticar"

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ME PARECEN MUY BUENOS Y PRÁCTICOS, POR FAVOR PONGAN MÁS EJEMPLOS SIRVEN PARA MIS CLASES, HE BUSCADO EL LIBRO DEL P.LORING, PERO NO LO ENCUENTRO.

JAVIER

Bilbo dijo...

Muchas Gracias por los comentarios.
Con respecto a los libros del Padre Loring, te recomendaria: "Para salvarte" ; "Motivos para creer" este ultimo fue publicado por editorial planeta, si no lo encntrases en librerias de tu País aqui te pongo algunos link donde podrias obtenerlas:

editorial Planeta:


Unilibro


En Cristo Y María.
Omar

Google+