jueves

La fe precede al compromiso

La existencia de una jerarquía de valores fundamentales ha sido desvirtuada por algunas catequesis centradas únicamente en lo “moral” o en lo “social” : la fe es lo que “hace” al cristiano, y no la ética o el compromiso social, que son tan sólo consecuencias de la fe.

Un párroco no dejaría de ser un cristiano católico aunque viviera de un modo menos moral o menos comprometido; sólo dejaría de serlo si no anunciara el Evangelio conforme al dogma y la Tradición de la Iglesia.

El Espíritu Santo garantiza en el papa, en el Vicario de Cristo, la ortodoxia de las enseñanzas, y no de la pureza de las costumbres. Alejandro VI, el papa Borgia al que algunas leyendas negras atribuyen tan mala fama, al parecer “obraba mal”, pero “predicaba bien”. Se le conocerá por la falta de coherencia entre sus vida y sus enseñanzas. Pero en lo que respecta a nosotros –que afortunadamente no tenemos que juzgar-, nos basta con que este papa garantizase la firmeza e integridad de la doctrina. Por lo demás estamos ante una situación sobre la que el propio Jesús había advertido:”No imitéis su conducta”, al tiempo que añadía: “haced, pues, y observad todo lo que os digan” (Mt. 23,3).

No es cierto que para ser cristianos “baste con comportarse apropiadamente”, pues sino “creemos apropiadamente” ni siquiera sabremos distinguir el bien del mal.

¡Cuántos “filántropos” se comprometen –con generosidad y de buena fe- en tareas extraordinarias desde el punto de vista humano y que al mismo tiempo son equivocadas y perniciosas desde la óptica del Evangelio! ¡cuántos “voluntarios”, pese a su coraje altruista, corren el riesgo de hacer más daño que bien a aquellos a los que querrían ayudar!

Bien Penser pour bien agir, pensar bien para actuar bien, decía Pascal. O la fe precede al compromiso, o el cristianismo deja de existir. Expresándolo en términos complejos: no hay ortopraxis sin ortodoxia, porque es el pensamiento el que debe dirigir la vida. De ahí que según el Evangelio, la caridad primera y más importante de todas es anunciar la verdad.



Vittorio Messori - Michelle Brambilla
Extraído de: "Algunas Razones para Creer"

2 comentarios:

Alter ego (el otro yo) dijo...

En esta hora llena de incertidumbres, los cristianos hemos de
ofrecer la herencia cristiana como parte de nuestra historia, y
debemos testimoniar la verdad de la fe y de la moral católica,
promoviendo desde la conciencia moral una cultura que tenga en
cuenta la dimensión trascendente de la persona humana para no
vernos avocados a un sistema de relaciones cerrado al misterio y a
la verdad que mantiene al hombre en su dignidad y le lleva a
aprender de Dios la verdadera humanidad.

Marcos V Mazzotti dijo...

Como siempre grande Messori
Reflexión importante sobretodo en estos tiempos en que se quiere suplantar al Señor con un conglomerado de valores.

Google+