lunes

Hermosa Respuesta

Un librepensador de visita en casa de un amigo suyo, vio llegar del Catecismo al hijo de su amigo.


¿Qué se le ha enseñado hoy, mi hijito? — le preguntó


El misterio de la Santísima Trinidad, señor es decir, el misterio de un solo Dios en tres personas.


—Y estas tres personas ¿son…?


El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo


Bien, muy bien. ¿Y me podrás decir cuál es más anciano? ¿El Padre o el Hijo?


—Son tan ancianos el uno como el otro, señor


¿En verdad? ¿Entonces tu papá no es mayor que tú?


No, señor; hace el mismo tiempo que él es mi padre y que soy su hijo.


El librepensador no insistió.


P. Juan B. Lehmann
Extraído de: Salió el Sembrador,
Tomo VII, Volumen I, Ed. Guadalupe, Buenos Aires, 1950, pág. 377-378

3 comentarios:

Pirata aprendiz dijo...

Realmente una hermosa respuesta!

Michel Anthony dijo...

Muy buena la respuesta..y muy profunda!

PARROQUIA SAN ANDRES APOSTOL TORRES ZARAGOZA dijo...

que gran verdad dijiste
segur que cuando enseñe a los niños nuevamente, os dire esta respuesta esta muy bueno
te saludo

Google+