viernes

Yo soy católico. ¡Pues yo también!


Con frecuencia oímos decir, tanto a nivel de conversaciones como de manifestaciones públicas, sobre todo, en boca de políticos y de gente con cierto relieve social, la frase: yo soy católico.


No sé cómo entenderán ciertas personas lo que es ser católico; quizá lo dicen porque han sido bautizados, y es cierto que lo son; pero muchos lo dicen como afirmando que su manera de proceder es compatible con ser católico. Lo que pasa es que cuando uno se toma en serio su pertenencia a una religión concreta, ha de tener unas actitudes coherentes con loa principios de esa religión. Y es donde fallan algunos que se dicen católicos.

Es cierto que todos tenemos limitaciones y fallos, pero el hecho de algunos políticos o gente famosa que quieren con esa frase justificar sus actitudes totalmente opuestas a las actitudes cristianas; pero intentar compaginar el hecho de ser católicos con el hecho de actuar totalmente al margen y en contra de la doctrina católica, no es de recibo. En esa línea, también cualquiera de nosotros podríamos decir que somos musulmanes, o budistas, o de cualquier otra religión.


Dialogando con un político amigo que decía ser católico, pero cuya vida no era coherente con la fe y las enseñanzas de la Iglesia, le decía:


-- Vamos a ver, tú dices que eres católico y yo digo que también lo soy. Nos hemos conocido de pequeños y seguimos guardando la amistad en nuestra edad adulta; pero me da la impresión de que, a pesar de ser los dos católicos, pienso que nuestro catolicismo es bastante diferente.


Es cierto que tú has sido bautizado; yo también. Tú has recibido la primera comunión; yo también. Tú ahora no vas a misa; yo sí. Tú no comulgas; yo sí. Tú te crees bueno; yo no. Me da la impresión de que dices que eres católico para alardear de que las cosas que haces, sobre todo en las decisiones políticas, son correctas; yo no alardeo de nada mas que de la gracia que Dios me ha dado y me está dando y me seguirá dando.

-- Pero es que vosotros no progresáis en la fe, me respondía. Siempre decís y hacéis lo mismo, sin avanzar en sintonía con el mundo. Y os estáis quedando anticuados, solos en nuestra sociedad que ni os comprende ni os hace caso. Es que no avanzáis nada y estáis anclados en el pasado.


-- Yo no sé si avanzamos o no, pero lo que pretendemos es ser fieles a la doctrina de Jesús e imitar sus actitudes en sintonía con lo enseñado y proclamado por la Iglesia. Tú procura mantenerte fiel a los principios y a las enseñanzas de la Iglesia si quieres ser, de verdad, católico.


Los católicos somos conscientes de que no podemos estar en sintonía con los criterios del mundo, porque son contrarios a los del Evangelio. Ya lo dijo Jesús: "Su fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero, como no sois del mundo, porque yo al elegiros os he sacado del mundo, por eso os odia el mundo" (Jn. 15, 19).


Tampoco se trata de compararnos viendo quiénes son mejores o peores, porque buenos y malos los hay en cualquier estamento; se trata de aceptar explícitamente la doctrina y la moral de la Iglesia. Hay muchos, incluso clérigos, que se dicen católicos y no lo son aunque se crean los reformadores de la Iglesia. Y no lo son por mucho que alardeen de serlo, porque no aceptan enseñanzas magisteriales de la Iglesia tanto en fe como en moral. Se tienen por más católicos que el mismo Papa, ¡y pobre Papa si no acepta lo que ellos dicen! Lo tachan de anticuado, conservador, inmovilista, ultraderechista… y otros epítetos parecidos.

-- Bueno, yo no digo tanto pero, sin exagerar, creo que la Iglesia debiera avanzar un poco en cuestiones como aborto, matrimonio homosexual, sacerdocio de las mujeres, divorcio… y otras cuestiones en las que el mundo avanza y ella se queda anticuada. No digo que cambie radicalmente, pero que vaya dando pasos, suavizando algunas exigencias muy duras para nuestro mundo moderno. ¿No crees que la Iglesia va perdiendo el hilo de la historia, y que el mundo cada vez le hace menos caso?


-- Mira, la Iglesia no baila al son que le toca el mundo. Los principios morales son muy exigentes y los cristianos debemos cumplirlos. No olvides que ha habido muchos mártires y los sigue habiendo.


Lo difícil para ti y para mí es cumplir con lo que Dios quiere. ¿Recuerdas aquello que dijo Jesús: "Por sus frutos los reconoceréis. No todo el que me diga: "Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial"? (Mt. 7, 20-21).


Y recuerda también lo que dice San Pablo: “Esta es la voluntad de Dios, vuestra santificación (1 Tes. 4,3). El cristiano si quiere cumplir con la voluntad de Dios, ha de buscar santificarse. Y no puede ser el mundo el maestro de nuestra santificación.


José Gea Escolano, Obispo

9 comentarios:

Sinónimo de ofender dijo...

¿Por qué a mí, que no acepto ninguno de los preceptos ni mandatos de la iglesia, que no creo en la existencia de dioses ni demonios, ni que Jesús sea un personaje histórico, mucho menos divino, por qué, repito, no me permiten apostatar y que se me considere absolutamente desligado de la iglesia? Un día me bautizaron, sin pedirme consentimiento, y resulta que para mí eso significa ser católico de por vida contra mi voluntad. No lo entiendo.

Omar Orozco S. dijo...

Buen día; lo primero que tendría que decirte es que para apostatar no necesitas permiso de nadie, solo hace falta hacer uso de tu libre albedrío.

Nadie te somete para hacer lo contrario a tu voluntad y menos aun en la iglesia; dicho sea de paso al apostatar automáticamente te desligas de ella. Ahora, la iglesia no brinda certificado del mismo (por apostatar), imagino que bastara verte para darse cuenta que tu vida no plasma lo que se busca vivir en el cristianismo; asi como un registro no te hace más cristiano, un papel tampoco te hará más apostata.

Si te bautizaron de pequeño fue porque tus padres consideraron que era bueno para ti, si deseas continuar en esa línea, pues confirmas tu fe (en el sacramento de la confirmación)y si no, sigues por otro rumbo.

En todo caso deberías revisar el concepto que tienes de ser católico, pues tal como lo comprendes es totalmente errado. Deberías darle una nueva lectura al artículo presentado líneas arriba nuevamente.

La iglesia; lo desees o no; siempre estará con los brazos abiertos para acogerte, siempre y cuando tu lo desees, no existe otra manera.

Sinónimo de ofender dijo...

La cuestión es que lo que no quiero es que la iglesia pueda contarme entre los fieles a la hora de decir el número de católicos que hay en España, porque luego con esos números reclama una serie de privilegios absolutamente injustos. ¿Qué tengo que hacer para estar oficialmente fuera en todos los aspectos? Apostasía, defección, excomunión, me da igual el método. No quiero que me cuenten entre ustedes ni tengo el más mínimo interés en volver. Si en el futuro cambiase de opinión me bautizaría por decisión propia y consciente, pero ahora quiero que se anule aquel bautismo.

En cuanto al concepto de lo que es ser católico... ¿no es necesario creer? Tal como lo veo yo sólo soy católico según las estadísticas de la conferencia episcopal, las que usan para pedir dinero de mis impuestos.

Alex Najera dijo...

Así como menciona "Sinonimo de ofender", tanto el como yo fuimos coercionados mediante la autoridad que en nuestra infancia ejercían nuestros padres y abuelos para realizar un acto del que no sabiamos ni para que era, ni porque debiamos hacerlo ni nos hablaron de el para cuestionarnos y decidir si lo queriamos o no hacer, y eso aqui y en China se conoce como abuso de menor, asi que no fue una decicion que nosotros hayamos tomado conscientemente (primera comunion y confirmacion), porque no podemos decir beber alcohol o vivir por nuestra cuenta y trabajar sino hasta que cumplimos 18 años y somos conscientes de las causas y efectos de las cosas pero si se nos obliga a realizar ese acto de "eleccion del catolicismo" cuando somos menores de edad, unos niños aun?

Realmente espero el dia en el que la UNICEF lo considere como abuso infantil y los que lo comentan esten donde merecen, en prision

Omar Orozco S. dijo...

Pero, pierda cuidado pues, en la iglesia se considera que cuando uno recibe un sacramento por coerción este es invalido.

Por otro lado, veo que dicha "coerción" no mermo ninguna capacidad para que pueda ejercer su libre albedrío.

Pues, por lo escrito se aprecia el cariño para con sus padres. Imagino que también podría agregar a los cargo, el haberle puesto un nombre o apellido sin consultarle, así como el de haberlo inscrito en un país como en el que vive.

Omar Orozco S. dijo...

Además, habría que informarle a sinónimo de ofender que según proyectos de ley en su cartilla puede marcar la casilla en la cual desea que se invierta sus impuestos. No entiendo por ello su queja.

Por el tema de concepto de que significa ser católico; puede ayudarnos a derimir su significado cualquier diccionario de la real Academia de la lengua que tenga a mano.

Un papel no lo hará mas o menos lo importante es la coherencia de vida que lleve y que viva en lo que crea, llevando sus ideas hasta el extremo, que de ser correctas lo ayudará a desplegarse y alcanzará la felicidad. Y más personas podrán percibir si el camino por el que usted opto es el mejor a seguir.

César Brito dijo...

omar: no estoy muy entendido en el tema de la legislatura, pero creo muy valida la petición de Sinónimo de ofender...puesto que no es solo beneficios los que puede obtener la iglesia, sino que al tener los numeros de fieles "inflados", tienen mucho mas poder para presionar al gobierno por reformas que les beneficien de cualquier modo, y así contribuir a mantener al imperio católico.....

a veces no entiendo como defienden tanto a una institución que va en contra de tantas enseñanzas de su mismo Jesucristo....una institución que ha causado tantos males a la humanidad (muchos mas , al menos, que las buenas obras)....

Omar Orozco S. dijo...

Hola Cesar; leo tu postura pero no le encuentro asidero; pues; para "meter presión" no bastan las estadisticas infladas; se necesitan firmas de adhesión con nombres propios; así se mueve el mundo en política (solo imagina si un grupo lo hace, cualquier otro también; la política también cuenta con procedimientos como el que detallé).

Por otro lado; no es malo luchar o reclamar por algo que se considere injusto; los miembros de la iglesia como cualquier otro, son seres que también pagan impuestos y tienen una voz que puede buscar ; por los medios adecuados; ser oída.

Tampoco entiendo a que te refieres con el tema de ser una institución que haya causado males a la humanidad; seria interesante aterrizar esas generalidades para poder responderlas adecuadamente; así como conocer ; según comentas; cuales son las enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo a las que te refieres y dices la iglesia no cumple.

Ahora; que dentro de la iglesia hay gente mala o incoherente, es cierto; y no lo niego; como dentro de un país; cualquiera; hay gente ladrona, que se prostituye o incluso traidores que venden información confidencial a otras potencias; y no por ello, creo que todo el país sea de ladrones o traidores.

El objetivo; y estoy convencido de ello; es que, si crees, cree por las causas correctas; y, si no crees también, que la causa de tu incredulidad no tenga como base falasias y subjetivismos (producto del sentimentalismo).

Saludos

cirujano especialista dijo...

Bueno respecto a eso que tu dices es muy cierto, una cosa es que te toco ser catolico por herencia y otro que en verdad lo seas, no es el decir sino el hacer el que hace que cada uno sea lo que es en realidad, si sos catiolico, debes demostrarlo con tus hechos y con tu forma de vida... no con un titulo que te dieron al bautizarte solamente..
Saludos muy buena la pagina

Google+