martes

Sobre la Veneración de Imagenes

239. La veneración de las imágenes, sean pinturas, esculturas, bajorrelieves u otras representaciones, además de ser un hecho litúrgico significativo, constituyen un elemento relevante de la piedad popular: los fieles rezan ante ellas, tanto en las iglesias como en sus hogares. Las adornan con flores, luces, piedras preciosas; las saludan con formas diversas de religiosa veneración, las llevan en procesión, cuelgan de ellas exvotos como signo de agradecimiento; las ponen en nichos y templetes, en el campo o en las calles.

Sin embargo, la veneración de las imágenes, si no se apoya en una concepción teológica adecuada, puede dar lugar a desviaciones. Es necesario, por tanto, que se explique a los fieles la doctrina de la Iglesia, sancionada en los concilios ecuménicos y en el Catecismo de la Iglesia Católica, sobre el culto a las imágenes sagradas.

240. Según la enseñanza de la Iglesia, las imágenes sagradas son:

- traducción iconográfica del mensaje evangélico, en el que imagen y palabra revelada se iluminan mutuamente; la tradición eclesial exige que las imágenes "estén de acuerdo con la letra del mensaje evangélico";

- signos santos, que como todos los signos litúrgicos, tienen a Cristo como último referente; las imágenes de los Santos, de hecho, "representan a Cristo, que es glorificado en ellos";

- memoria de los hermanos Santos "que continúan participando en la historia de la salvación del mundo y a los que estamos unidos, sobre todo en la celebración sacramental";

- ayuda en la oración: la contemplación de las imágenes sagradas facilita la súplica y mueve a dar gloria a Dios por los prodigios de gracia realizados en sus Santos;

- estímulo para su imitación, porque "cuanto más frecuentemente se detienen los ojos en estas imágenes, tanto más se aviva y crece en quien lo contempla, el recuerdo y el deseo de los que allí están representados"; el fiel tiende a imprimir en su corazón lo que contempla con los ojos: una "imagen verdadera del hombre nuevo", transformado en Cristo mediante la acción del Espíritu y por la fidelidad a la propia vocación;

- una forma de catequesis, puesto que "a través de la historia de los misterios de nuestra redención, expresada en las pinturas y de otras maneras, el pueblo es instruido y confirmado en la fe, recibiendo los medios para recordar y meditar asiduamente los artículos de fe".

241. Es necesario, sobre todo, que los fieles adviertan que el culto cristiano de las imágenes es algo que dice relación a otra realidad. La imagen no se venera por ella misma, sino por lo que representa. Por eso a las imágenes "se les debe tributar el honor y la veneración debida, no porque se crea que en ellas hay cierta divinidad o poder que justifique este culto o porque se deba pedir alguna cosa a estas imágenes o poner en ellas la confianza, como hacían antiguamente los paganos, que ponían su esperanza en los ídolos, sino porque el honor que se les tributa se refiere a las personas que representan".

242. A la luz de estas enseñanzas, los fieles evitarán caer en un error que a veces se da: establecer comparaciones entre imágenes sagradas.

El hecho de que algunas imágenes sean objeto de una veneración particular, hasta el punto de convertirse en símbolo de la identidad religiosa y cultural de un pueblo, de una ciudad o de un grupo, se debe explicar a la luz del acontecimiento de gracia que ha dado lugar a dicho culto y a los factores histórico-sociales que han concurrido para que se estableciera: es lógico que el pueblo haga referencia, con frecuencia y con gusto, a dicho acontecimiento; así fortalece su fe, glorifica a Dios, protege su propia identidad cultural, eleva con confianza súplicas incesantes que el Señor, según su palabra (cfr. Mt 7,7; Lc 11,9; Mc 11,24), está dispuesto a escuchar; así aumenta el amor, se dilata la esperanza y crece la vida espiritual del pueblo cristiano.

243. Las imágenes sagradas, por su misma naturaleza, pertenecen tanto a la esfera de los signos sagrados como a la del arte. En estas, "que con frecuencia son obras de arte llenas de una intensa religiosidad, aparece el reflejo de la belleza que viene de Dios y a Dios conduce".

Sin embargo, la función principal de la imagen sagrada no es procurar el deleite estético, sino introducir en el Misterio. A veces la dimensión estética se pone en primer lugar y la imagen resulta más un "tema", que un elemento transmisor de un mensaje espiritual.


Sagrada Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos,
17 de diciembre de 2001

6 comentarios:

Mauro Urbano_ III de teología dijo...

Me parece que está bien fundamentado. Felicitaciones por su trabajo evangelizador. Haré oraciones por Uds. Oren por mí. Me gustaría que mencionen algunas fuentes bibliográficas donde se desarrolle ampliamente el tema. Muchas gracias y que Dios los colme de bendiciones.

Anónimo dijo...

Siempre he tenido una duda:

¿puede un santo escuchar lo rezos simultáneos de miles personas alrededor del mundo?

Omar Orozco S. dijo...

Estimado anonimo, un Santo escucha y alaba al unisono al ser parte del cuerpo mistico de Cristo. Para ser más explicito: es lo que ocurre en la Santa Misa.

Julio dijo...

Buen articulo. soy catolico y ayer cuando pasaba por mi hogar la procesion del silencio, de forma automatica haría la señal de la cruz y me pregunte nuevamente porque debo hacerlo. Hoy viendo la misa del Santo Padre en la Basílica vi que todos besaban una imagen de Cristo y recordé un episodio de mi vida cuando bese una imagen del niño Dios para navidad y volví a preguntarme sobre el tema.
Siempre he tenido claro que no es la imagen la que se venera, sin embargo me pregunta el porque esas atenciones con "una imagen" y ahora tengo claro que las atenciones son al hecho que representa para la honra y gloria de Dios.
Muchas gracias y te insto a continuar con este servicio.

Anónimo dijo...

Estoy muy confundida. Acabo de leer un artículo donde dice que en los principios de la Iglesia hubo problemas precisamente por eso de la imágenes. Prevaleció lo que ya conocemos, pero me entra la duda.... No estaremos mal? Luego, leo este tipo de comentarios y ya no sé que hacer.

Omar Orozco dijo...

Hola estimada lectora, con el fin de ayudarla adecuadamente ¿Qué te impulsa a pensar concretamente la posibilidad de estar mal en lo referido al tema de las imagenes? Ten la confianza en que buscaremos ayudarte lo mejor posible con las dudas que puedas presentar. Cuenta con nuestras oraciones.

Google+